Nacimiento

El Auditorio El Batel es obra del año 2011 del estudio de arquitectura SelgasCano compuesto por los arquitectos José Selgas y Lucía Cano. El edificio se ubica en el Muelle de Alfonso XII frente a las cálidas aguas del Mar Mediterráneo en el puerto de Cartagena. El palacio de congresos se organiza en un volumen geométrico de silueta quebrada y piel de policarbonato sutilmente coloreado mediante líneas horizontales.

Fotografía: David Frutos

Interiormente el edificio se organiza en torno a varias salas de distintas dimensiones y aforo. Entre ellas se distinguen la sala A sumergida en un espectacular color azulado o la sala B que manifiesta el mismo color naranja que tinta los tramos de escaleras vistas, las salas multiusos o diversos detalles del espacio en promenade que recorre el edificio desde el acceso hasta el interior de las distintas salas. Es esta pendiente la que introduce el componente topográfico en el interior del edificio configurando un recorrido en rampa descendente a través de un espacio rebosante de luz mediterránea que se cuela a través del cerramiento translúcido del auditorio.

Desarrollo

La colección BATEL ha sido diseñada a partir de tres elementos diferenciados que se corresponden con la silueta quebrada que delimita el volumen geométrico en el que se desarrolla el edificio y dos de las salas principales del auditorio: la sala A sumergida en un embriagador color azulado y la sala B que manifiesta un vibrante color naranja.

Fotografía: David Frutos

Por un lado, la mencionada silueta quebrada que delimita el volumen del edificio ha sido trasladada a la colección mediante un perfil plateado abierto en alusión a la capacidad flexible y abierta de la que hace gala el edificio para albergar conciertos, congresos, celebraciones y conmemoraciones de distinta índole. Por otra parte, las salas A y B del auditorio han sido representadas en las joyas de la colección a través de dos elementos cuadrados superpuestos -uno azulado y otro naranja– realizados en metacrilato espejado coloreado.

Fotografía: David Frutos

PACKAGING

ARKIMISTA dispone de un innovador packaging compuesto por una caja piramidal de base triangular. En el interior, junto a la joya, se ubica un desplegable en papel formado por triángulos que contienen información del proceso de creación y diseño de la joya. Esta suerte de tríptico informativo ubicado en la caja describe breve y visualmente el proceso por el cual el edificio se ha transformado en la joya que acaba de adquirir el cliente.

 

Este packaging enriquece la experiencia del cliente al hacerlo partícipe del proceso de inspiración, creación y diseño de la joya y revelarle, a su vez, el origen conceptual y el proceso creativo de la pieza de ARKIMISTA que ha seleccionado.

ENGAGEMENT

¿Eres un particular y estás interesado en adquirir alguna pieza? Ponte en contacto con nosotros

Autorizo expresamente a Arkimista a utilizar los datos que suministro para contactar conmigo