Nacimiento

El centro Pompidou de Málaga es una obra de los arquitectos Javier Pérez de la Fuente y Juan Antonio Marín Malavé.

Se ubica en el muelle 1 de la capital andaluza y fue inaugurado en marzo de 2015. Su presencia destaca en el paisaje circundante gracias a un volumen emergente acristalado que da nombre a la colección: EL CUBO.

Este contenedor de arte contemporáneo se ha convertido por derecho propio en un hito en el frente marítimo de la ciudad de Málaga debido a los vivos colores de los vinilos de sus cuatro caras verticales: intervención artística llevada a cabo por el francés Daniel Buren en 2015.

En la fachada de la planta de acceso al museo destaca la presencia de una piel metálica perforada cuyo desarrollo se inspira en los ritmos de las tarjetas perforadas que Joseph-Marie Jacquard (1752-1834) utilizó en sus telares a partir del año 1805 y que recubre el cerramiento creando una piel perforada rica y dinámica desde un punto de vista compositivo y estético, a pesar de su uniformidad tonal.

Interiormente, el programa expositivo del Centro Pompidou se distribuye en dos plantas que albergan tanto la exposición permanente como las muestras temporales, así como distintas dependencias y salas asociadas a la actividad del museo. La fluidez y la continuidad espacial organizan interiormente el edificio en el que los revestimientos interiores se caracterizan por una sintonía constructiva y cromática a través del uso de distintos elementos de madera y de tonos suaves –madera de bambú- junto a seleccionados contrastes de tonos blancos y negros.

Desde el nivel inferior del centro es posible acceder a un patio cubierto preparado para la disposición de otras exposiciones y la celebración de eventos. Sobre este elemento de base cuadrada se levanta la estructura acristalada del cubo que no sólo actúa como un gran y potente lucernario permitiendo la entrada de luz natural al nivel inferior del edificio, sino que también la tamiza y tinta a través de sus vivaces paños coloreados.

Desarrollo

Los intensos colores de las escamas acristaladas que conforman las fachadas del volumen cúbico emergente del Centro Pompidou de Málaga son el elemento compositivo principal de la colección EL CUBO.
Se trata de piezas de corte cuadrado y alegres colores – rojo, amarillo, verde y azul- que se organizan en línea en la pieza central de la colección –colgante XL- o de forma individual para el resto de las joyas de la colección EL CUBO.

Sobre ellas, se dispone una pieza perforada de geometría rectangular bañada en plata que reproduce parte de los ritmos compositivos de la fachada del Centro Pompidou de Málaga. Este elemento plateado contrasta con el color de la pieza base en colores rojo, amarillo, verde o azul sobre la que se ubica, potenciando tanto el contraste cromático y material de los dos elementos como el acabado de sus finas superficies planas.

ARTE FINAL

PACKAGING

ENGAGEMENT

¿Eres un particular y estás interesado en adquirir alguna pieza? Ponte en contacto con nosotros

Desde Arkimista cumplimos con el Reglamento General de Protección de Datos Europeo (RGPD /GDPR) vigente. Más información aquí sobre como utilizamos sus datos y puede acceder a ellos.