Nacimiento

El Palacio Real de Madrid fue construido por el rey Felipe V y alberga en su interior un valioso patrimonio histórico-artístico.

El origen del palacio se remonta a una construcción previa del siglo IX: el Real Alcázar de Madrid que sufrió un incendio en 1734 y sucesivas reformas y ampliaciones a lo largo de los siglos. El actual edificio data del año 1764. Sus arquitectos principales fueron los italianos Felipe Juvara, su discípulo, Giovanni Battista Sachetti y, finalmente, Francesco Sabatini, quién tomaría el relevo de las obras en el año 1760.

El estilo del Palacio Real es neoclásico con tintes barrocos en algunos elementos, configurando un estilo barroco clasicista. El edificio se compone de un basamento almohadillado sobre el que se dispone el cuerpo principal de la construcción, organizado por pilastras dóricas de gran tamaño entre las que se abren distintas ventanas y balcones. En la cornisa, una llamativa balaustrada remata el palacio otorgándole un aire clasicista.

La plaza de la Armería se encuentra al sur del Palacio Real y data del siglo XIX. Se trata de un espacio exterior de geometría rectangular, limitado por la fachada sur del palacio. Esta plaza es escenario del cambio de guardia de la Guardia Real. Francesco Sabatini la concibió como un patio elegante e institucional de carácter monumental. Sus alas se extienden hacia el sur desde la fachada del Palacio Real, de forma similar a una cour d’honeur de origen francés.

Por último, el interior del palacio destaca por su gran riqueza artística y el valioso patrimonio artístico que contiene. Sus revestimientos y acabados compuestos por delicados y exquisitos materiales nobles se complementa con la decoración de sus amplios y regios salones. En ellos se disponen ricas obras de arte entre las que se incluyen pinturas de Caravaggio, Velázquez o Francisco de Goya, entre otros.

Desarrollo

La pieza plateada principal de la joya de la colección PALACIO REAL es un rectángulo con perforaciones verticales en correspondencia a la abstracción de la composición de la fachada principal del palacio. Por otro lado, la pieza dorada en forma de “U” invertida que se dispone sobre ella representa una esquematización tanto del elemento central de esta fachada, como de la Corona, dada la condición real del edificio.

La pieza plateada cuadrada de la derecha de las piezas de la colección hace referencia al elemento geométrico básico que organiza la composición del patio y la distribución interior del edificio: el cuadrado.

Por último, el pequeño rectángulo macizo y dorado alude a la riqueza de los revestimientos y la decoración interior, es decir, a la riqueza del patrimonio artístico-cultural contenido en el Palacio Real.

¿Eres un particular y estás interesado en adquirir alguna pieza? Ponte en contacto con nosotros

Autorizo expresamente a Arkimista a utilizar los datos que suministro para contactar conmigo